Cómo sacar entradas para la Estatua de la Libertad y preparar tu visita

Alex Grande

Si hay una estatua que represente a una ciudad entera, esa es la Estatua de la Libertad. Visitarla en tu viaje a Nueva York es una experiencia que no puedes perderte, aunque solo sea por las vistas de postal de Manhattan desde Liberty Island.

Aunque la famosa estatua apenas necesite introducción, en este post te cuento todo lo que debes saber para sacar tus entradas a la Estatua de la Libertad, llegar en ferry y disfrutar al máximo de la aventura.

Además, te recomiendo sacar tus entradas para la Estatua de la Libertad en Hellotickets, que incluyen un tour guiado en el que tendrás el contexto histórico perfecto para hacer única tu visita.

10% DESCUENTO CON EL CÓDIGO SKIP10

Por qué es imprescindible visitar la Estatua de la Libertad

La Libertad iluminando el mundo, el nombre oficial de la Estatua de la Libertad, es una obra de arte llena de simbolismo. La antorcha y la tablilla con la fecha de la Declaración de Independencia que sostiene en cada mano, además de las cadenas rotas en sus pies, son emblemas que forman parte indivisible de la historia de Estados Unidos.

La Estatua de la Libertad al atardecer

En la actualidad, se puede visitar la Estatua de la Libertad de tres formas: puedes visitar Liberty Island y ver la estatua desde abajo, acceder a su pedestal y visitar el museo, o subir hasta la corona. Gracias a las múltiples opciones que ofrece, visitar la Estatua de la Libertad es una experiencia que puedes personalizar a tu gusto y que disfrutarás independientemente del tipo de viajero o viajera que seas.

Otro aspecto que puede hacer indispensable la visita a la Estatua de la Libertad para ti es que está incluida en los principales New York Pass:

  • New York CityPass
  • New York Explorer Pass
  • The New York Pass
  • Sightseeing Pass

Un consejo para que disfrutes de tu salida de la jungla de cristal al máximo y lo pases en grande en tu excursión a Liberty Island: intenta evitar los fines de semana y festivos en Estados Unidos para no encontrarte demasiadas aglomeraciones, y mejor si es a primera hora de la mañana.

Vista de cerca de la Estatua de la Libertad

Cómo llegar: el ferry a la Estatua de la Libertad

Sólo hay una compañía que opera los ferries a la Estatua de la Libertad, y esa es Statue Cruises. Sus embarcaciones salen de dos puntos distintos:

  • Battery Park, que se encuentra al sur de Manhattan. Al ser el embarcadero principal, es el que mayor aglomeración de visitantes recibe, por lo que de nuevo, intenta ir pronto por la mañana. Para llegar, lo mejor es coger el metro a Bowling Street o South Ferry.
  • Liberty State Park, que está en Nueva Jersey. Si no quieres esperar una larga cola para el ferry, o te estás alojando cerca, esta es una buena opción alternativa.

Hay un ferry a la Estatua de la Libertad cada 25 minutos (puedes consultar los horarios oficiales aquí). Cuando llegues al embarcadero de Battery Park, si ya tienes tu entrada comprada, simplemente haz la cola del control de seguridad.

Según te vayas acercando a Liberty Island en el ferry, ¡esto es lo que verás!

Probablemente tendrás que esperar un poco antes de embarcar, ya que los ferries son bastante grandes y se tarda un poco en llenarlos. La espera merece totalmente la pena, ya que en cuanto empiezas a alejarte un poco de Manhattan, tendrás unas vistas espectaculares de Nueva York. El ferry tarda unos 15 minutos en llegar a Liberty Island, y poco a poco verás la Estatua de la Libertad cada vez más cerca.

💡 El Traveller’s Tip de Alex

La hora que aparece en tu entrada es la hora a la que cogerás el ferry, no tu hora de llegada a la Estatua de la Libertad.

El ferry te llevará directo a Liberty Island, donde se encuentra la Estatua de la Libertad. A la vuelta, podrás coger el ferry que te lleva a Ellis Island (donde podrás visitar el Museo de la Inmigración) o volver directamente a Manhattan. Visitar Liberty Island, la Estatua de la Libertad, y Ellis Island te llevará unas 5 horas.

Esto te va a parecer muy obvio, ¡pero intenta no perder el ferry de vuelta! Los guardias de Liberty Island tendrán que pedir un servicio de recogida especial para ti, y adivina a quién harán pagar por ello…

Qué esperar de tu visita

Al llegar al embarcadero de Liberty Island, andarás un poco y llegarás a los pies de la Estatua de la Libertad. Antes de acceder al interior de la estatua, tendrás que dejar tus pertenencias (excepto tu móvil, tu cámara y tu cartera) en las taquillas en la base de la estatua. Cuestan 25¢ por taquilla, por lo que acuérdate de llevar dinero suelto (o billetes para las máquinas de cambio).

Con esta imagen puedes hacerte una idea de la distancia entre el embarcadero y la Estatua de la Libertad

En el interior de la Estatua de la Libertad, podrás visitar un museo que te contará la historia del icónico monumento y asomarte al mirador desde el que tendrás unas vistas preciosas de Manhattan, Staten Island y el puente de Verrazano-Narrows.

Existe la posibilidad de subir a la corona de la Estatua de la Libertad, aunque la disponibilidad es muy limitada y las vistas son peores que las del mirador del pedestal, ya que es un espacio algo pequeño y las ventanas son bastante estrechas, por lo que si decides subir a la corona tendrás que conformarte con la sensación de estar dentro de la Estatua de la Libertad (para que lo tengas en cuenta, Hellotickets no ofrece entradas que incluyan acceso a la corona).

Ellis Island

Como he mencionado antes, una vez termines de visitar la Estatua de la Libertad, puedes volver al embarcadero de Liberty Island y, si las preciosas vistas de Manhattan te permiten alejarte, te podrás montar en el ferry que lleva a Ellis Island.

Allí, podrás visitar el Museo de la Inmigración, con más de treinta salas con exposiciones sobre los tiempos en los que Nueva York recibió inmigrantes de todas partes del mundo. Algo que me pareció bastante interesante sobre este museo es que tiene un servicio de búsqueda de antepasados en el que puedes ver si alguien de tu familia más lejana vivió alguna vez en Nueva York.

Dónde comer cerca de Battery Park

A la hora de planear dónde comer en tu visita a la Estatua de la Libertad, tienes dos opciones: comer antes o después de tu visita, o ir a la cafetería de Liberty Island o Ellis Island, donde un menú suele costar entre 12 y 15 dólares, con opciones como ensaladas, hamburguesas, y sándwiches.

Si haces caso a mi recomendación y visitas la Estatua de la Libertad pronto por la mañana, volverás a Battery Park justo a tiempo para la comida y es por eso que te recomiendo unos cuantos restaurantes que te harán la boca agua. En caso de que quieras llevarte la comida en la mochila y comer mientras disfrutas de las preciosas vistas de Manhattan desde Liberty Island, no te preocupes, todos estos sitios tienen menú para llevar:

  • Inatteso Pizzabar – un popular sitio de pizza del distrito financiero donde podrás encontrar ensaladas, platos de albóndigas, pasta, y pizza, todos con una pinta deliciosa y auténtica.
  • Toro Loco – un restaurante de inspiración mexicana, con una carta de tacos, nachos, quesadillas y burritos de escándalo. Perfectos para comer rápidamente o para llevar y seguir explorando Nueva York.
  • Cafe 11 – aquí encontrarás sushi, wraps, y opciones vegetarianas, principalmente para llevar, por si prefieres hacer una comida ligera y sana. Lo malo es que no abren los fines de semana, para que lo tengas en cuenta antes de ir.
  • Luke’s Lobster – el lobster roll, uno de los essentials del repertorio de sándwiches de Estados Unidos, es la especialidad de este restaurante. Básicamente, se trata de un bocadillo de pan brioche relleno de carne de bogavante con salsa. No es para todos los gustos, pero si se te ha hecho la boca agua al leer esto, ¡no te lo pienses dos veces y pruébalo!

Últimos consejos

Una alternativa a visitar la Estatua de la Libertad es coger el ferry gratis a Staten Island desde Manhattan. Te ahorrarás las colas y las aglomeraciones y pasarás más o menos cerca de la Estatua, con unas vistas parecidas a las que tendrías desde Liberty Island. Es la opción perfecta si vas a estar muy pocos días en Nueva York, si viajas con un presupuesto muy ajustado, o si simplemente no aguantas la más mínima aglomeración de turistas. Lógicamente, te perderás la experiencia de ver la Estatua de la Libertad desde abajo o acceder al interior de su pedestal.

El ferry a Staten Island pasando cerca de la Estatua de la Libertad

Te aconsejo que lleves comida y agua en tu visita, ya que no tienes muchas opciones para comer en la Estatua de la Libertad aparte de su cafetería, y sus precios no son los más económicos.

Por último, tendrás varias ocasiones de disfrutar de unas maravillosas vistas de Manhattan: desde Liberty Island, sin duda, y también desde el ferry de vuelta. Aprovecha estas ocasiones para hacer unas fotos irrepetibles de la Gran Manzana desde lo lejos.

Espero haberte ayudado a organizar tu visita a la Estatua de la Libertad y a disfrutar aún más de tu viaje a Nueva York. Ahora, ¡a viajar!

1 Puntos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *